22/09/2022

Proyectos llaves en mano de aire comprimido y gases

¿Qué es un proyecto llave en mano?

Un proyecto llave en mano es la alternativa más adecuada de realizar cualquier tipo de proyecto, obra o instalación. Con este tipo de modalidad, la empresa contratada se encarga de todas las fases requeridas para llevar a cabo dicho proyecto desde la fase inicial del anteproyecto hasta su entrega final.

Los proyectos industriales llave en mano son un valor añadido para el cliente

Etapas de un proyecto llave en mano

Los proyectos llave en mano son proyectos personalizados para cada cliente, atendiendo a sus necesidades. Este tipo proyectos se realizan cuando la empresa necesita unas instalaciones hechas a medida.

Las distintas fases que atravesaría el proyecto llave en mano son las siguientes:

  • Análisis de las necesidades del cliente. Para poder hacer una valoración inicial del proyecto se necesita identificar las necesidades del cliente. Se necesita saber las características y objetivos del proyecto para poder ofrecerle al cliente una solución personaliza. Una vez realizado el análisis de las necesidades del cliente por el equipo especialista se crea la propuesta o solución a medida de lo solicitado.
  • Acordado el proyecto, comenzará la fase de ingeniería en la que se lleva a cabo la toma de datos necesarios sobre el proyecto a realizar para la elaboración de un diagnóstico técnico personalizado y se realizan estudios detallados de la viabilidad del proyecto, la situación en la que se desarrolla y las variables influyentes; además de una medición de riesgos e impacto medioambiental.

Conforme con la valoración inicial se procede al diseño del proyecto, se realiza la planificación de las acciones  y se procede a la obtención de los permisos y licencias requeridas,  realizando los trámites correspondientes conforme a la normativa vigente y elaborando y tramitando la documentación técnica necesaria para la ejecución del proyecto

A continuación, se procede a realizar el suministro buscando y seleccionado  los proveedores, materiales y equipamientos, buscando siempre la mejor alternativa posible del mercado y planificando la logística necesaria.

 

  • Una vez todo está preparado se pasa a la fase de ejecución del proyecto acorde a las normativas existentes y los estándares fijados con el cliente. Se gestiona el equipo humano cualificado y especializado para la ejecución de la instalación propuesta. Se coordina y supervisa toda la obra y todas las actividades necesarias para la realización del proyecto.

 

  • Una vez realizada la ejecución, se procede a la puesta en marcha del proyecto, en el que se verifica el del correcto funcionamiento de los equipos e instalación.

 

  • Tras finalizar la obra se procede a realizar el mantenimiento de la instalación con la elaboración de un Plan de mantenimiento específico y ejecutado por mediante un equipo especialista. Se determinan las acciones necesarias para el perfecto mantenimiento de la instalación realizada, se elabora un timing, para organizar, planificar y desarrollar las acciones necesarias para su mantenimiento y seguridad, y así optimizar la gestión y el rendimiento de la instalación.

 

Ventajas de las soluciones llave en mano para proyectos industriales

Aquí enumeramos las ventajas de un proyecto de aire comprimido y gases llave en mano.

  • La empresa contratista provee el servicio completo, diseño y ejecución del proyecto y no es necesario preocuparse por contactar a proveedores ni terceras empresas lo que implica mayor comodidad para el promotor
  • Control total del proyecto llave en mano. La empresa contratista se responsabiliza del diseño y la obra evitando errores de diseño que suelen surgir y hay que corregir con el retraso que ello conlleva en la ejecución de la obra
  • Tiempo de entrega definido. Cuando comienza el proyecto se plantea un protocolo de acciones y sus plazos, que permiten controlar los tiempos de cada fase de trabajo.
  • Precio único fijado previamente. La propuesta económica se conoce desde el primer momento evitando que haya gastos extras en el desarrollo del proyecto, ahorrando en la inversión
  • Mayor compromiso y garantías en el tiempo de entrega
  • Menor riesgo para el cliente en la toma de decisiones. En un proyecto llave en mano hay menos relaciones y contratos lo que los hace más prácticos y rentables
  • Ahorro de recursos para el cliente en búsqueda de gestión y soluciones. El promotor solo tiene relación con el contratista que se encarga de todas las etapas del proyecto
  • Equipo de especialistas dedicado enteramente al proyecto lo que permite un correcto asesoramiento y desarrollo