03/07/2019

Mantenimiento preventivo en compresores de aire

 

¿En qué consiste el mantenimiento industrial?

El mantenimiento industrial busca mantener operativos los equipos de instalación y restablecerse a las condiciones de funcionamiento predeterminado; con eficiencia y eficacia para obtener la máxima productividad. En este sentido, la finalidad del mantenimiento industrial es brindar la máxima capacidad de producción dentro de una industria, aplicando técnicas que brindan un control eficiente del equipo e instalaciones.

Para garantizar el correcto funcionamiento de las plantas industriales, se siguen un conjunto de técnicas establecidas para la conservación de la maquinaria e instalaciones, para que proporcione mejor rendimiento en el mayor tiempo posible.

 

¿Qué tipos de mantenimiento industrial existen?

Podemos distinguir varios tipos de mantenimiento industrial, que se diferencian entre sí por el carácter de las tareas que incluyen. De todos los tipos de mantenimiento destacamos dos de los más importantes. En este sentido, cada uno de ellos se diferencian en la finalidad de los mismos y las metodologías llevadas a cabo.

-Mantenimiento Correctivo. Tal y como su nombre indica, es el conjunto de tareas destinadas a corregir los errores que se van presentando en los distintos equipos. El mantenimiento correctivo es necesario en todas las industrias, aunque es un tipo de mantenimiento que se desea evitar debido a que conlleva un paro de máquina y fábrica, y consecuentemente un paro de producción.

-Mantenimiento Preventivo. Es el mantenimiento que tiene por misión mantener un nivel de servicio determinado en los equipos, programando las intervenciones de sus puntos vulnerables en el momento más oportuno. Suele tener un carácter sistemático, es decir, se interviene, aunque el equipo no haya dado ningún síntoma de tener un problema. Como su propio nombre indica, se realiza para prevenir problemas futuros. Éste tipo de mantenimiento es ideal para evitar paros de máquina y paros de producción.

 

¿Por qué es importante el mantenimiento preventivo en compresores de aire?

El mantenimiento frecuente es necesario en los sistemas de tratamiento del aire comprimido. Realizar los mantenimientos a tiempo es beneficioso en muchos aspectos. Mediante el mantenimiento de los compresores de aire, lo que logramos es alargar lo máximo posible la vida útil de dichas máquinas y evitar paros de producción. Algo que, lógicamente, interesa mucho a las empresas de fabricación, ya que si no realizamos el correcto mantenimiento podemos estar expuestos a un uso incorrecto y poco aprovechado de los equipos de generación y tratamiento de aire; así como también a un mayor gasto e inversión en maquinaria, y una pérdida de la producción.

Con todo, también es interesante que recordemos qué es exactamente el mantenimiento preventivo para entender esta necesidad de las empresas de carácter industrial. Como se ha comentado anteriormente, es el mantenimiento que tiene por misión mantener un nivel de servicio determinado en los equipos, programando las intervenciones de sus puntos vulnerables en el momento más oportuno. Suele tener un carácter sistemático, es decir, se interviene aunque el equipo no haya dado ningún síntoma de tener un problema. Como su propio nombre indica, se realiza para prevenir problemas futuros.

De esta manera, creemos que lo ideal es siempre procurar mantener una revisión periódica de este tipo de maquinaria industrial, para permitir que estas sigan prestando un servicio de calidad por mucho tiempo:

 

1) Mantenimiento del compresor de aire:

El aire comprimido en una planta industrial se considera un recurso del cual no se puede prescindir, el aire comprimido resulta de vital importancia para la operación de maquinaria industrial y múltiples aplicaciones que permiten que la materia prima entre por un lado de la línea de producción y el producto terminado salga por el extremo opuesto.

Contar con un compresor de aire comprimido confiable y que consuma la energía eléctrica adecuada a la generación de aire garantiza que la producción no se detendrá, evitará desperdicio de material y más importante aún no generara costos adicionales de producción.

Se recomienda que los componentes básicos de un compresor estén en buen estado con el fin de poder hacer un buen mantenimiento preventivo. En cada revisión de mantenimiento se aconseja revisar:

 

– Buen estado y cambio del filtro de aire y de aceite.
– Revisión del estado del aceite y reponer según especiaciones del fabricante.
– Limpieza general del radiador y de los pre filtros.
– Limpieza general del compresor.

– Otras revisiones según recomendaciones por fabricante.

2) El mantenimiento de los purgadores

Cuidar los purgadores es evitar que entre condensado. No importa dónde esté situado el purgador, hay que realizar un mantenimiento periódico para asegurar su funcionamiento.

Con el mantenimiento preventivo de los purgadores, evitamos que el condensado entre en el sistema y humedezca el aire comprimido, evitamos también la contaminación del producto con condensado, la corrosión de las aplicaciones finales y que entre partículas no deseadas en las máquinas.

En cada revisión de mantenimiento se aconseja revisar:

– El correcto funcionamiento de las purgas.
– Extracción del remanente de condensados del calderín o depósito.

 

3) Mantenimiento de los filtros

Un filtro sucio es un gasto. Los elementos filtrantes, sean para partículas, aceite o microbiológicos deben sustituirse con frecuencia y, como siempre, no se puede olvidar del mantenimiento de la purga. Evitamos la pérdida de carga, lo cual provoca un gasto energético innecesario. Con el mantenimiento preventivo de los filtros evitamos la contaminación del producto, evitamos la contaminación de las tuberías y evitamos que el condensado entre en el sistema.

En cada revisión de mantenimiento se aconseja revisar:

– El buen estado de los filtros.
– El recambio de éstos según especificaciones del fabricante.

 

4) Mantenimiento del secador frigorífico

Un elemento común, frecuentemente olvidado. Los secadores frigoríficos aseguran que el aire que entra a la línea de distribución sea exento de humedad. Los secadores frigoríficos precisan dos sencillas acciones:

– Realizar el mantenimiento a la purga. Como se ha comentado es fundamental.

– Limpiar las rejillas de ventilación de los secadores. Esta limpieza es aconsejable realizarla con un aspirador o desmontarla, si es

posible, para una limpieza profunda.

-El recambio de los filtros según especificaciones y periodicidad del fabricante.

Estas sencillas operación aseguran su correcto funcionamiento y prevén de futras averías.

 

5) Mantenimiento del secador de adsorción

El cambio de la alúmina no es el único procedimiento. Además del cambio de la alúmina para asegurar el punto de rocío, cada cierto tiempo es preciso el reemplazo de determinadas válvulas y juntas para asegurar el funcionamiento, y también por seguridad.

-Se recomienda que se cambie los elementos recomendados por el fabricante con la frecuencia indicada.

 

6) Calibración de los sensores

La exactitud de la medición depende del buen estado del sensor. Se recomienda una calibración y limpieza anual de los sensores de punto de rocío, caudal, presión y aceite. Esto es debido a que estos elementos sensibles están sometidos a presión constante y con el tiempo afecta a la exactitud de su medición.

 

Aplicaciones:

Procesamiento y envasado de comestibles, Fabricación placas electrónicas, Corte por láser, Soldadura de reflujo y selectivas, Laboratorios farmacéuticos, Llenado de neumáticos para camiones y automóviles, Tratamientos de calor, Soldaduras, Hospitales, Plantas químicas, Propulsión de herramientas, Presurización de tanques y/o tuberías, Inertización de gas, Transporte de mercadería perecedera, Bodegas, Almazaras de aceite, Aeronaves, Tanques de combustibles, etc.